Thursday, November 12, 2009

Un poco de historia

Para empezar este blog contare un poco de mi. Intentare hacer de un cuento largo, uno corto.
A los 17 termine la escuela secundaria y sin realmente saber lo que queria hacer de mi vida, decidi anotarme en la Universidad Catolica para estudiar Administracion de Empresas. Empece a estudiar como por inercia, pero me costaba muchisimo. La chispa no encendia. Las materias no me gustaban, me costaba sentarme a estudiar, prestar atencion, no tenia motivacion, pero segui igual…no veia otra alternativa en ese momento. Mi corazon estaba demasiado callado.


Todo pasa por algo, ningun encuentro es casual. Un amigo de la facu me compartio sus gustos sobre cierto mistico de la India llamado Osho. Llegue a casa y justo habia uno de sus libros : El Tao, Los 3 Tesoros. El libro me demolio la cabeza. Mis estructuras mentales comenzaron a temblar. Habia una nueva vision sobre la vida. Habian respuestas a preguntas que ni siquiera tenia formuladas pero que estaban ahí. Habia una BUSQUEDA en mi ser que no sabia por donde empezar, y como muchos otros, empece a aprender por lo que no me gusta, en lugar de ya saber que cosas me gustaban.
Comence a leer mas libros de Osho y a medida que seguia una vida normal externamente, por dentro una sed crecia a diario. Empece a leer y a leer. A abrir mi cabeza, a ver nuevas ideas, nuevas religiones, busquedas espirituales, meditacion, comence a apasionarme por esos temas.
Luego mi mismo amigo me sugirio hacer un curso de Reiki que estaba muy cerca de mi casa y lo hicimos juntos.
Con Reiki ahora tenia una herramienta que me ayudaba a encontrar cierto equilibrio en mi. Me armonizaba a diario y me sentia mucho mejor despues de cada sesion. Me sentia fresco, renovado, equilibrado, centrado. Me gustaba esa nueva sensacion en mi. Comence a ansiarla cada vez mas. Empece a meditar por mi cuenta. Primero a ciegas, sin saber de que se trataba ni que esperar, pero con el tiempo fui leyendo y aprendiendo mas. Nuevas tecnicas, mas teoria, mucha teoria. No paraba de comprarme libros. Era una adiccion. No tenia con quien compartirlo. En la mayoria de los centros de meditaciones la gente tenia otra edad, mucho mayor y si bien me ayudo a sentirme contenido ya que era el nene mimado, habia algo que seguia insatisfecho.
Mi dia a dia era otro lenguaje. Me gustaba tambien. Tenia vida social, salia a divertirme, jugaba al rugby, iba al gimnasio, tocaba la guitarra pero habia algo dentro mio que permanecia cerrado, era solo para mi y ya comenzaba a querer compartirlo con otros.
Cada vez que exteriorizaba algo de lo que hacia dentro de mi circulo cercano a excepcion de mi madre que seguia un camino similar, no habia mucho eco. No lo entendian, no les llamaba la atencion…no era parte de sus vidas. Pero SI lo era de mi vida. Y cada dia mas.
Comence a trabajar y logre recibirme, y pese a que me costo mucho esfuerzo, estoy agradecido de que haya sigo asi.
En ese momento habian 2 grandes mundos en mi. El mundo externo en donde yo sentia que tenia que jugar cierto rol, sobretodo en el trabajo y mi mundo interno…donde me sentia que era yo, o al menos, mas cercano a como queria ser.
En los ultimos anios de facultad y mientras trabajaba, mi interes por lo espiritual fue creciendo cada vez mas. Tenia una sed de sanarme gigante. Toda terapia que pudiera limpiar o mejorar mis emociones era una adiccion. Me anotaba a todos los talleres, cursos, libros, de todo. Lo que mas queria era sanarme, curarme, estar libre de emociones negativas y ser siempre pacifico y amoroso. Ya meditaba todos los dias a la maniana y muchas veces a la tarde. Me daba Reiki seguidamente, iba a yoga de vez en cuando y siempre estaba leyendo libros esotericos. Comence a perder interes en las formas normales de entretenimiento. Ya no me interesaba llenarme de humo y alcohol para divertirme.
Algo en mi ya habia empezado a despertar y sentia paz y felicidad estando conmigo mismo. Deje de verme con muchos amigos, termine con mi novia. Necesitaba conectarme de otra manera, necesitaba que aquello que estaba adentro mio no este mas escondido o reservado para mi...Queria que aquello comience a ser mi VIDA y no una parte de mi vida. Mi vida estaba bien, pero no era suficiente. Vivia tranquilo, tenia un trabajo bueno y “estable”, tenia una buena relacion e imagen dentro de mi empresa y podria haber hecho carrera ahi dentro, pero eso que estaba despierto en mi, necesitaba otro tipo de alimento. Las ganas de nutrir mi corazon fueron aunmentando y aumentando hasta que explotaron. Por fin me anime a vivir la vida como YO la queria.

Un viaje que puede cambiar la vida:

Mi padre me regalo como un viaje por haberme recibido. Tenia ahora la oportunidad de empezar de cero. De hacer solo lo que queria. No seguir mas roles indeseados.
Decidi irme a Nueva Zelanda porque era el pais cuya Visa me permitia estar mas tiempo. Si bien podia quedarme un anio, me parecia demasiado asi que saque pasaje de vuelta a los 7 meses.
Llegue a NZ y un capitulo nuevo en mi vida comenzo. Me di cuenta que la libertad ansiada no era tan facil o tan querida por mi. No sabia QUE hacer con tanto tiempo libre. No tenia nada para rellenar mi tiempo y ahora tenia que tomar decisiones TODO el tiempo. Decidi cuando despertarme, que comer, que comprar, que hacer, cuando lavar la ropa...por primera vez experimentaba vivir en independencia. Era cansador…pero a la vez, habia un gustito que iba naciendo. Algo crecia, una sed empezaba a satisfacerse y a la vez a hacerse cada vez mas grande.
En lugar de dedicarme a viajar como crei que lo iba a hacer…la vida me puso otras circunstancias. Al mes y medio de recorrer un poco la isla norte, encontre un trabajo en un hostel. Eran 2 horas por dia a cambio de dormir gratis en una casa rodante.

Yo debia pagarme la comida nada mas. Eso me permitia tener muchisima libertad. Habia una carpa de yoga en donde comence a hacer mis meditaciones y yoga diarios y demas actividades. Surgio la idea de compartirlo con amigos viajeros. Ahora habia gente que no estaba atrapada en la rutina, o la burbuja de lo cotidiano. Habia apertura, curiosidad. Comenzo mi epoca de oro. Trabajaba por la maniana y el resto del dia hacia lo que queria. Con algunas donaciones de los viajeros que venian a mis meditaciones, masajes, sesiones de reiki y cantos de mantras, comence a tener un poquito de ingreso para al menos pagarme la comida y no comerme los ahorros. No tenia ganas de trabajar todo el dia. Algo en mi pedia parar, frenar.

Considero este momento en mi vida como un gran STOP. Vivir una realidad diferente…no se si es algo que se puede hacer todo el tiempo, pero en su momento a mi me ayudo muchisimo. Ahora no tenia que hacer nada. Y al no tener que hacer nada…un monton de cosas en mi comenzaron a decantar. Empece a disfrutar no hacer nada…empece a sentir demasiada felicidad, lloraba a diaria, sin causa, mirando las flores o el cielo, saliendo a caminar. La existencia me cuidaba y yo no tenia que preocuparme por nada. Fue un parentesis en mi vida en donde conoci el lenguaje del ser. Simplemente ser era suficiente. Las cosas fluian. Me puse de novio, tenia amigos, me relacionaba con la gente que queria, era “yo” todo el tiempo. Con el tiempo nuevas aventuras llegaron. A los 8 meses de estar asi, senti la necesidad de moverme. Queria hacer dinero y viajar. Queria moverme…encontrar la quietud en el movimiento.
En esta etapa viaje mucho, trabaje mucho, conoci muchisima mas gente, tuve lecciones fuerte, duras, divertidas, me puse de novio entre otras cosas.
La busqueda seguia mas que nunca. Ya en NZ habia hecho un retiro de meditacion de 10 dias, habia vivido en un templo budista por 1 mes y medio, hice servicio con los monjes Hare Krishna por 7 meses y pasaba mucho tiempo con ellos…
Intentaba meditar a diario en todo lo que hacia. Desde el trabajo, hasta al hablar con gente, cocinar, todo el dia era una practica por mantener cierto estado meditativo.
Mirando hacia atrás, esta practica habia nacido en Argentina solo que me resultaba mas dificil hacerla alla. En cambio en NZ, al tener una vida mas tranquila, creia que seria mas facil. Cada dia habia un poco de frustracion, porque sabia que no habia meditado lo suficiente, o podria haber hecho un poco mas. Habia un ideal demasiado lejano de cómo queria ser. Nunca llegaba…Cada dia empezaba con ganas renovadas, pero a la noche, siempre sabia que algo faltaba. Claro que en ese tiempo hubo dias de inmensa felicidad, gozo, paz, silencio, pero de todas maneras, no era lo que queria.
La meditacion seguia siendo un esfuerzo. Seguia siendo algo separado de mi, algo cultivado. Ser espontaneo no era suficientemente espiritual. Le faltaba algo. Asi solito, yo no estaba completo. O al menos crei eso.
Hubo un momento que se produjo cierto quiebre en mi conciencia. En estos dias estaba trabajando tanto y tenia mi vida tan rellena de actividades, personas, novia, etc que no tenia tiempo ni ganas para dedicarme a mi meditacion. Al principio senti TERROR...perder lo que con tanto esfuerzo habia logrado. Pero con el tiempo me fui dando cuento que algo no se habia perdido...

El comienzo del fin de la busqueda:

Aquí comienza la etapa mas dulce de mi vi vida. Seguia en NZ. Llega a mis manos un libro de otro mistico de la India. Su vision era totalmente en contra y amenazante contra mis esquemas mentales. El decia, lo que tu buscas, YA lo ERES, solo tienes que reconocerlo.
Como reconocerlo? Preguntate: quien soy yo?
Comence con este libro una nueva busqueda. Algo que en la perisferia no tenia mucho sentido, pero adentro mio, el tiron de atraccion era grande. Cada dia cuestionaba un poco: Quien soy yo.
Algo iba ocurriendo. Esa pregunta las primeras 14 millones de veces es respondida con la mente jajajaja pero llega un dia, en que algo ocurre. Y no hay respuesta, porque toda respuesta viene de la mente, pero a la vez no hay mas pregunta tampoco. No hay nadie!. Y a la vez, uno sigue vivo. El famoso SER del que siempre habia leido, habia salido a la LUZ!
Ese reconocimiento fue una milesima de segundo. Es como si toda mi vida hubiese visto al cielo y siempre estaba tapado con nubes, y por un segundo las nubes se corrieron y vi el cielo. Mi esfuerzo se habia centrado en tener una nube linda. En moldear mi nube de la manera que mas queria...pero yo no era una nube. El cielo no tenia limites, y nunca se habia ido…solo estaba tapado.
Ahora tenia una espina dulce clavada en mi. Habia visto algo… pero fue un segundo y tampoco estaba seguro si lo que habia visto era real o no… la lluvia de pensamientos y dudas se hizo cargo de llenarme de nubes en un estante.
La meditacion de ese estilo se detuvo por un tiempo hasta que en noviembre del 2009 me fui de viaje por el sudeste asiatico con mi novia en ese momento. Encontre otro libro del mismo tipo de meditacion. Y segui haciendolo, aunque sin mucho éxito.
Pero algo ya habia ocurrido en mi. Sin darme cuenta…ya la busqueda estaba teniendo menos importancia. No sentia una necesidad constante de meditar…no habia culpa o fracaso si no estaba centrado, alerta, presente…simplemente me olvide de ello y comence a vivir con mas naturalidad…pero una capa de felicidad me inundaba. Comence a estar siempre demasiado contento. Habia de vez en cuando algun motivo que me molestaba, pero yo me sentia demasiado feliz.
En marzo del 2010 termina mi viaje de casi 3 anios y vuelvo a Argentina.
Yo era el mismo, y a la vez, algo habia cambiado.
Ya no estaba mas esa necesidad de busqueda constante.
Habia una apertura hacia la vida TAL CUAL ES. Sin querer cambiarla ni cambiarme. Todo esta bien. Aquello que yo soy, esta eternamente presente, en paz, observando lo que ocurre. Eso es lo que vivo hoy en dia. No estoy el 100 % del tiempo en paz. Muchas veces me confundo que soy una nube. Pero tengo la certeza de que la paz que buscaba no depende de una busqueda ni de un estado a encontrar en un futuro. Es el reconocimiento de quien soy, ahora. Ahora vivo sobre un colchon de felicidad y paz y las nubes que llegan solo me recuerdan al cielo que hay detrás. Llegan, y a veces con mucha fuerza… ya que uno se “acostumbra” a vivir feliz… pero ya no las esquivo. No me escapo ni las quiero cambiar. Son maestros disfrazados… La vida, tal como es, es perfecta.
Una nueva cualidad comenzo a florecer en mi. En lugar de buscar y buscar...ahora hay entrega, rendirse a la vida tal como es. Pero no es cuestion de buscar rendirse...uno simplemente se rinde al darse cuenta que lo que intentaba mejorar o cambiar no era uno mismo, sino una IDEA sobre uno mismo.

Hoy en dia mi vida gira en torno a compartir desde el grado que se pueda aquello que me ayudo a encontrar paz. Reconozco que hay estadios espirituales, o etapas dentro del buscador...y por cierto tiempo es necesaria la busqueda y querer mejorarse y tener una vida mas feliz que infeliz. Pero en cierto momento, se debe producir la realizacion de QUIEN ES el que queremos mejorar...y quizas nos evitemos unas cuantas reencarnaciones!


Con amor
Mati

3 comments:

  1. This comment has been removed by a blog administrator.

    ReplyDelete
  2. Mati... ♥
    leiste a Lobsang? Tu llevas una túnica azafrán... esto me iluminó más allá de la luz que veo en el día a día entre el resto de los seres humanos. Es divinidad en una expresión de palabras muy bella.

    Sentí como si leyera a Gandhi y su autobiografía (experimentos con la verdad) Te agradezco con el corazón satisfecho y sonriente el que hayas compartido tu historia!

    ReplyDelete
  3. muy buenas historias y enseñanzas, la tranquilidad y la armonia es uno de los placeres mas hermosos que existen solo que muchas personas no aprenden ni comprenden como disfrutarlos, la mayoria de la gente busca el bullicio para olvidarse de sus problemas o acallar sus ideas, sin saber que los problemas no existen solo son creados por nuestra ignorancia, y es verdad que existe momentos de felicidad y momentos de tristeza pero es ahi donde entra nuestra capacidad de salir adelante con ayuda de la fortaleza espiritual, la sabiduria y sencillez de nuestra alma.

    ReplyDelete